Puente Río-Niterói



La gente está atada. El secuestrador va armado y tiene bidones de nafta. Unas 5 personas fueron liberadas.



La mañana del martes arrancó brutalmente en Río de Janeiro, cuando un hombre armado secuestró un micro, tomando como rehenes a 40 pasajeros. Unas cinco personas fueron liberadas, con lo cual alrededor de 35 víctimas y el captor se encontraban encerrados en el bus, detenido sobre el puente que une Río y Niteroi, y que cruza la Bahía de Guanabara, en Brasil.

Con todo, la cifra concreta de secuestrados era confusa, y cambiaba según las fuentes.

Los medios locales informaron que los rehenes estaban atados y el sospechoso, que cubre su cara con un barbijo blanco, tenía bidones de nafta.

Fotos filtradas desde el interior del micro por los pasajeros en las redes sociales muestran al secuestrador en la parte delantera del micro, con la cara cubierta, y vistiendo una remera blanca. Los pasajeros permanecen sentados. Y recipientes con gasolina cuelgan del techo del micro.

El ómnibus interurbano estaba rodeado por decenas de policías y comandos especiales mientras un negociador conversaba con el secuestrador, que subió al vehículo con los bidones, amenazando con incendiarlo.

También estaban en posición francotiradores.

Fotos filtradas por los pasajeros muestran recipientes con gasolina colgados del techo del micro./ Twitter

Fotos filtradas por los pasajeros muestran recipientes con gasolina colgados del techo del micro./ Twitter

Al menos cinco rehenes fueron liberados, según un vocero policial citado por el canal de noticias GloboNews. Serían tres mujeres y dos hombres, pero el conductor y el resto del pasaje permanecen dentro. Folha informó de cuatro rehenes liberados.

Estas personas contaron a las autoridades que el hombre arrojó gasolina en el interior y amenazó con prenderlo fuego.

El secuestrador no explicó los motivos de su ataque.

El portavoz de la Policía Militar de Río de Janeiro, Mauro Fliess, indicó que hay indicios de que el ataque fue premeditado y que la identidad del secuestrador no estaba confirmada aún.

Las autoridades señalaron que el hombre no hizo ninguna petición concreta y que aparentemente padecía “problemas psicológicos”.

El ómnibus detenido, en medio del puente, en Río de Janeiro./ Captura de video

El ómnibus detenido, en medio del puente, en Río de Janeiro./ Captura de video

El puente Costa e Silva es la principal conexión de Río de Janeiro con la vecina Niteroi y es el más largo de Sudamérica, con 13.290 metros de extensión. Y esta mañana estaba completamente cerrado en ambas direcciones. Esto produjo un enorme congestionamiento. La concesionaria del puente, Ecoponte, pedía en la mañana del martes vía Twitter que la gente cruzara hacia Río en ferry.

La negociación estaba a cargo del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la policía de Río de Janeiro.

El autobús secuestrado es el 2520 de Galo Branco que sale de Jardim de Alcântara-Estácio, y empezó a cruzar el puente alrededor de las 6 de la mañana. Según los informes, el sospechoso abordó el vehículo a las 5:30 y se identificó como un oficial de policía militar antes de entrar armado.

El hecho era seguido esta mañana por las redes sociales, donde algunos usuarios volcaron imágenes del puente. El sitio Noticias do RJ (@NoticiasdoRJ1) difundió imágenes del interior del bus.

Un caso similar que conmocionó al país y que después fue llevado al cine es el del “Omnibus 174”, que ocurrió en el año 2000 en el barrio Jardim Botánico de Río de Janeiro.

En esa oportunidad, el desenlace fue desastroso ya que una rehén fue asesinada cuando la policía disparó contra el criminal, que igualmente falleció dentro de un patrullero tras ser detenido.

Con información de AP y medio locales

FUENTE: CLARIN

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

15 − 13 =

Menú