Un militar santiagueño, el teniente Hugo Quiroga, y un soldado inglés Gavin Eyre, se enfrentaron en junio de 1982 en el combate más sangriento y que determinó el fin de la guerra de Malvinas: Monte Longdon.

A más de 37 años de aquel cruento combate, Quiroga y Eyre se reencontrarán hoy en Santiago del Estero. Será otro contexto: el británico dedicado a la enseñanza del inglés por todo el mundo, será agasajado por su ex enemigo y un grupo de veteranos santiagueños en un clima de camaradería, en un hotel céntrico.

En diálogo con EL LIBERAL, Hugo contó cómo surgió la posibilidad de este reencuentro, y cómo forjó este vínculo con el británico. “Gavin viene particularmente a Tucumán porque tiene una empresa, un instituto de enseñanza de inglés que fundó en Sudáfrica apenas terminó la guerra y que tiene sedes en Buenos Aires y Tucumán. Por un soldado que estaba a mi cargo y con el cual se reencontró por Facebook hace tres años, se enteró que en Santiago del Estero hay un veterano que peleó contra él y como estará en Tucumán, quiso venir a verme. Aquí lo vamos a esperar con otros veteranos para compartir una picada y recordar lo que fue ese momento”, adelantó Quiroga.

Sobre el rol de cada uno, Hugo recordó: “En Monte Longdon, él atacó y yo preparé la defensa.Yo colocaba minas y él tenía la misión de desactivarlas, porque ambos pertenecíamos a la Sección de Ingenieros. Luego de la guerra cuando nos tomaron prisioneros, trabajamos juntos delimitando desde de las 8 hasta las 18 hasta mediados de julio”.

“Aunque éramos prisioneros, el trato era muy buen, además porque ellos dependían de nosotros para poder delimitar los campos minados. En ese entonces, me hice quedar un soldado, Pablo Ruiz Díaz, que era profesor de inglés, porque yo no sabía nada. Nos comunicábamos con Gavin y otros británicos por medio de mi soldado. Cuando nos ordenaron volver, Gavin le obsequió a Pablo un libro en castellano que halló y se lo firmó”. Quiroga contó que Ruiz Díaz se asentó en Paraguay y que hace tres años decidió buscar al soldado británico a través de Facebook y lo localizó, reiniciando un vínculo que había finalizado tras la guerra. Incluso el veterano de las Fuerzas Armadas británicas lo visitó en ese país.

Ahora que surgió la posibilidad de su visita a la Argentina y a Tucumán, en particular, Ruiz Díaz contactó a Eyre con Quiroga que podrán verse nuevamente y recordar -traductor de por medio- aquellos tiempos de guerra en las lejanas islas argentinas del sur.

FUENTE: ELLIBERAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

4 × 4 =

Menú