La mujer había sido beneficiada con el arresto domiciliario, pero continuó con la venta y ahora recibió la pena.

La Justicia de Monte Quemado, Copo, condenó hoy a una maestra jardinera a la pena de cuatro años de prisión, al hallarla responsable de comercializar drogas y, a pesar de haber sido descubierta y beneficiada con arresto domiciliario, continuar con la venta.

En juicio abreviado, la jueza Valeria Díaz homologó un acuerdo celebrado entre el fiscal Gabriel Gómez y la defensa de Laura Evangelina Salazar, ejercida por la abogada Varalides Chávez.

La maestra había caído presa en septiembre del 2018 en redadas masivas que también terminaron con varios familiares presos.

Sine emabrgo,había recibido el beneficio de prisión domiciliaria, que violó en el 2019, al ser apresada en casa de sus padres. En esa oportunidad, le fue secuestrado un bolso con $ 70.000, 38 envoltorios de una sustancia blanquecina polvorienta; 37 envoltorios pardo-verdoso y celulares (34 gramos de marihuana y 8 de cocaína).

Los operativos efectuados en la casa de Salazar, Bº 12 de Octubre; luego, en dos viviendas más en los Bº Villa Nueva.

En la audiencia de este jueves, la Fiscalía enumeró un secuestro global (entre las dos causas) superior a los $ 130.400, una motocicleta y electrodomésticos.

FUENTE: ELLIBERAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

2 × 5 =

Menú