Los expertos estiman entre 2,2% y 2,7%. El Indec la dará a conocer el 15 de agosto. Es clave para el humor social. El Gobierno busca que dejen de subir naftas y prepagas.



Atenuada por cierta estabilidad en los precios de los alimentos y también del dólar, además de las tarifas planchadas, la inflación de julio aumentaría por debajo de los niveles registrados en los últimos meses. Varios economistas estiman que el alza rondará el 2,2% y otros, aseguran que la suba llegaría al 2,7%. El Indec la dará a conocer el 15 de agosto.

En este mes, uno de los principales motores para el envión inflacionario es el componente estacional de las vacaciones de invierno, que impulsarán el rubro Esparcimiento. También algún impacto por la suba de los combustibles, de la Salud por el alza de las prepagas y en menor medida, los alimentos que según los analistas, no tuvieron oscilaciones importantes.

“En las últimas semanas, los alimentos estuvieron bastante sosegados, con excepción de lácteos y algunos productos de limpieza”, señaló Pablo Goldin, economista de la consultora Macroview. Su estimación para la inflación del mes es del 2,2 o 2,3%. “En algún momento, las subas que se produjeron por la devaluación van mermando”, justifica su pronóstico. Y resume: “estamos en un nuevo sendero, más cerca del 2% que del 3%”, dice sobre la evolución mensual del Indice de Precios al Consumidor (IPC).

Según Fausto Spotorno, economista de Ferreres&Asociados dice que la suba de la inflación de julio rondará el 2,7%. Cuando la consultora llevaba relevadas las tres primeras semanas del mes, había descripto: “el dato preliminar de inflación de julio (el promedio de las tres semanas del mes vs. el promedio de cuatro semanas del mes anterior) fue de 2,5% mensual, mientras que la inflación núcleo registró una variación del 2,2%. Además, la medición promedio de las tres primeras semanas del mes contra las tres primeras semanas de junio arrojó una suba del 2,8%”.

La estimación de Martin Vauthier, de la consultora Eco Go, ronda el 2,2% para llegar con una variación interanual del 53,9%. “Son números discretos porque, más allá de los movimientos que acusó en los últimos días, el tipo de cambio estuvo tranquilo durante el mes y tampoco hubo subas tarifarias o aumentos de precios regulados, salvo en algunas provincias”, comentó. “Con lo cual, la inflación tiene una desaceleración respecto a los niveles de los últimos meses y sería el menor nivel del año”, explicó.

También el cálculo de la consultora Elypsis arrojó una suba del 2,2% para la inflación de este mes, según comentó uno de sus analistas.

Para Ramiro Castiñeira, director de la consultora Econométrica, la suba inflacionaria de este mes, que él calcula entre 2 y 2,5%, reflejará el freno del dolar. “Si bien la emisión de dinero continúa, la expectativa de que el oficialismo gane las elecciones, desactivó cierta demanda de dólares que permitió la estabilización del dólar”, opinó. Con todo, “la inflación potencial sigue, de todas maneras”, advirtió.

Según la medición de la Universidad Torcuato Di Tella, las expectativas de inflación que tiene la gente -en julio- bajaron 2,6 puntos porcentuales respecto del relevamiento de junio de este año y se ubicaron, en promedio, en 31,9% para los próximos doce meses.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC fue de 2,7% en junio, tras haber tocado el 3,1% en mayo y el 3,4% en abril y el 4,7% en marzo. En tanto, la inflación acumulada entre junio de 2018 a igual mes de este año (último dato oficial disponible), alcanzó el 55,8%.



fuente: elcomercial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

2 + seis =

Menú