El gobernador tucumano, Juan Manzur, advirtió nuevamente que el impuesto a las bebidas azucaradas impactarán en forma negativa en todo el norte argentino.

La iniciativa forma parte del proyecto de reforma tributaria que impulsa el Gobierno Nacional.

“Queremos que la alícuota quede como está, en 0% para las bebidas azucaradas y 0% para las que utilizan edulcorante sintético”, aseveró Manzur.

“Estamos en plena conversación, no tengo dudas de que con toda la documentación que vamos a aportar seguramente algún acuerdo vamos a alcanzar”, añadió.

De aplicarse el paquete de reformas impositivas, que aún espera ser tratado en el Congreso de la Nación, el impuesto interno a las bebidas azucaradas se fijaría en un 17%. “Hablamos con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y esto impactaría directamente en la economía regional de todo el norte argentino”, sostuvo el titular del Poder Ejecutivo de Tucumán.

El 100% de la materia prima de las bebidas que utilizan edulcorante se importa, mientras que el de las bebidas que consumen azúcar impacta en 50 mil familias en forma directa, y más de 200 mil en forma indirecta; por eso el impuesto nos genera preocupación”, explicó el gobernador tucumano.

Reiteró que continuarán las conversaciones con el Gobierno Nacional: “vamos a tener una nueva reunión con todo el sector a ver de qué manera podemos llegar a un acuerdo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

10 + 15 =

Menú