La fiscala Cecilia Martini pidió este miércoles una pena de prisión efectiva de tres años para el martillero Esteban Hotz y diez años de inhabilitación para manejar por el delito de homicidio culposo agravado por conducción imprudente, alta velocidad y la cantidad de víctimas, por la muerte de seis personas en un luctuoso siniestro vial ocurrido en el cruce de las rutas 5 y 7.

Este miércoles se pronuncian los alegatos de las partes. Las querellas que representan los abogados José Mario Aguerrido y Juan Eduardo Ravinale pidieron una pena más dura que la fiscalía.

Por su parte, la defensa, en manos de los letrados Jorge Gabriel Salamone y Marcelo Steinbauer, intentará convencer a los jueces de la inocencia del imputado.

Martini pidió el mínimo de la pena permitida para el encuadre legal que le dio al hecho. De todos modos, interpretó que su pedido es el de una pena «ejemplificadora» y aclaró que debería ser cumplida en forma efectiva y no en forma condicional. Esto es, de ser condenado, Hotz cumpliría la pena en la cárcel.

El martes se había reanudado el debate –luego de la suspensión por la cuarentena- y hubo una inspección de los vehículos y la indagatoria de Hotz, que entre llantos afirmó que no tuvo tiempo a esquivar el vehículo que intentó girar en U sobre el pavimento aquel día. También intentó negar que circulara a alta velocidad.

La sentencia se leerá dentro de una semana.

ho 2

«Sin exceso de velocidad no había siniestro»

En primer lugar, la fiscala Cecilia Martini recorrió las declaraciones de los testigos del accidente y las pericias que se hicieron sobre la mecánica del siniestro. Consideró que, a pesar de las diversas interpretaciones de los peritos de partes, era alta la velocidad del vehículo que conducía Hotz, entre 155 y 174 kilómetros por hora. La funcionaria judicial incluso menciona que los informes periciales de las defensas mencionan 130 en un caso y 100 en otra. «Siempre como peritos de parte intentaron arribar a una solución más cercano a la estrategia de la defensa», dijo.

Recordó que, de todos modos, la velocidad permitida en el área, eran 60 kilómetros por hora, según lo marcaba inclusive el cartel que advertía que el cruce es una zona de peligro, 500 metros antes del cruce. Y que no se registró derrape de frenado en el pavimento por parte del auto del imputado.

Martini señaló que los informes no desbaratan la acusación que se sostuvo desde el principio desde la fiscalía. «El vehículo no venía con la velocidad obligatoria y reglamentaria», destacó.

Dijo que el «siniestro se hubiera desencadenado igual» si el vehículo de las víctimas subía a la cinta asfáltica o intentara girar en U, debido al exceso de velocidad con el que transitaba el acusado.

«Si el vehículo de Hotz se hubiera transitado a la velocidad reglamentaria nunca hubiera sucedido el siniestro vial», dijo, basada también en los cálculos de las pericias.

«Al exceder la velocidad, aumentó el riesgo permitido. Y se vio reflejado en el resultado de seis víctimas fatales, entre ellas, una mujer embarazada», insistió.

Martini dijo que un informe de Movistar ubicó el celular de Hotz en Santa Rosa a las 11.53 y a los seis minutos se lo ubicó en Anguil. «En seis minutos recorrió 15 kilómetros. Eso da una velocidad de 150 kilómetros por hora. Esto es un cálculo objetivo, nos da un parámetro cierto. Una velocidad más del doble a la permitida en el lugar del hecho«, precisó.

«Es cierto que la maniobra de Palacios no fue la correcta. Si hubiera girado treinta metros antes hubiera sido una maniobra correcta. Pero cual es la maniobra que desencadena el accidente, claramente el exceso de velocidad. Esta es la causa eficiente del resultado lesivo», mensuró.

Martini dijo que quedó acreditado que Hotz excedió en más de 30 kilómetros el límite permitido. Dijo que es un homicidio culposo agravado por imprudencia, exceso de velocidad y la cantidad de víctimas.

«Hay seis familias destruidas», dijo, a la hora de mensurar el pedido de pena. De todos modos, dijo que fue «complejo» evaluar la condena a solicitar.

Finalmente, solicitó el mínimo de pena, tres años de prisión de efectivo cumplimiento y diez años de inhabilitación para conducir.

Las querellas, más duras

Las querellas pidieron penas más duras que la fiscalía a partir del daño que se produjo y de la naturaleza del hecho, ya que sin el exceso de velocidad no hubiese ocurrido el siniestro porque hubiese sido evitable, según sus alegatos. El abogado Aguerrido tuvo en cuenta que no hubo pedido de disculpas por parte del imputado a la familia de las víctimas. Solicitó cuatro años de prisión para Hotz.

En primer lugar, el abogado Aguerrido puso énfasis en que los padres de Palacios fueron testigos directos de la tragedia -circulaban unos metros más atrás en la ruta- y también mencionó que todas las pericias, incluidas las de la defensa, sostienen que la velocidad del vehículo de Hotz circulaba por encima de la velocidad permitida en la zona.

Aguerrido coincidió en la descripción del hecho que hizo la fiscalía aunque consideró que los agravantes del delito justifican una condena más severa para el imputado. Dijo que el auto de Palacios tenía las balizas puestas. Y que el conductor imputado siguió a alta velocidad a pesar de esas señales. «Debía bajar la velocidad o sacar el pie. Había un auto estacionado con balizas», remarcó.

«Circulando a exceso de velocidad, no podía controlar el vehículo y Hotz no logró evitar el choque», remarcó. Y destacó que 500 metros antes en la ruta había señales que alertaban sobre la existencia del cruce y la prohibición de circular por encima de los 60 km/h. «Esa velocidad debía mantenerse durante todo el cruce hasta el próximo cartel. La zona de conflicto es todo el cruce», dijo.

Aguerrido aclaró que reconoce que Palacios se pasó en el cruce, bajó a la banquina e intentó hacer un giro en U sobre la ruta. «Pero la causa del siniestro fue la velocidad del vehículo de Hotz», insistió. 

«La cantidad de víctimas fatales también tiene que ver con la excesiva velocidad de Hotz al tiempo del evento. La maniobra de Palacios deberá tomarse en cuenta para analizar el monto de pena a aplicar. Pero acá no se respetó el deber de cuidado y la velocidad máxima permitida. La velocidad fue determinante porque Hotz no pudo dominar el vehículo y tener el tiempo necesario para reccionar ante la presencia de otro vehículo», dijo.

«Se podría haber evitado el accidente viniendo a una velocidad parecida a la reglamentaria. De haber venido a otra velocidad podríamos hablar de que se hubiera morigerado las consecuencias, incluso menor cantidad de muertos», cerró.

 

Juicio suspendido

El juicio se había suspendido el 20 de marzo pasado, con la declaración de la cuarentena por la pandemia del coronavirus, cuando estaba prevista la audiencia de incorporación de prueba y los alegatos.

Esta semana, con el levantamiento de la feria judicial, se dispuso la reanudación del debate. Esta vez no se permitió la presencia de público, una medida preventiva que tiene relación con las restricciones que impone la pandemia de coronavirus.

Hotz, de 31 años, está imputado del delito de homicidio culposo agravado por el número de víctimas y por conducción antirreglamentaria, negligente e imprudente con exceso de velocidad de más de 30 km/h.

ho 3
En el siniestro vial murieron Franco (conducía el vehículo) y Daiana Palacio, Guadalupe Abascal, Milagros y Gonzalo Palacio e Isabella Rossotto.
La pericia oficial y la de la querella concluyeron que el auto del imputado circulaba a 155 o 174 km/h. En cambio, los especialistas que llevó al debate la defensa bajan ese registro a 120 o 100 km/h.

ho 4

El hecho que se investiga es que Hotz, conduciendo un Mercedez Benz por la ruta 5, impactó en el cruce con la 7, al Peugeot 206 y, como consecuencia de ello, murieron todos sus ocupantes. La calificación legal que le dio el Ministerio Público Fiscal a la imputación es homicidio culposo agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo con motor; por conducir excediendo en 30 kilómetros la velocidad máxima permitida y por ser más de una las víctimas fatales.

Fuente: eldiariodelapampa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

siete + 15 =

Menú