El gobernador electo de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, fue ayer uno de los más buscados para una entrevista por los medios nacionales por haber obtenido un categórico triunfo en las elecciones provinciales, dejando a más de 20 puntos a su principal competidor: el presidente del PRO a nivel nacional, el senador Humberto Schiavoni.

Sin embargo, apenas recibió en su teléfono el mensaje del diario EL LIBERAL, devolvió el llamado, contento porque lo requerían de su pago. Es que Herrera Ahuad nació en Santiago del Estero hace 47 años, y aunque se fue desde muy niño a la Mesopotamia (vivió en Misiones, estudió en Corrientes y retornó a Misiones) guarda un estrecho lazo con su tierra natal. Es por eso que se prestó a una entrevista de carácter íntimo para contar su historia, con muchos detalles reveladores.

“Yo nací en Quimilí, el 20 de agosto del 71 y después nos fuimos a vivir en Pampa de los Guanacos de donde mi papá es oriundo. Allí hice gran parte de la escuela primaria y después vinimos a Quimilí porque mis padres fueron trasladados, mis padres eran maestros de la vieja escuela nacional que había”, recordó. Sus padres son Oscar Ramón Herrera (f) y su mamá Magdalena “Moni” Ahuad que vive con él en Misiones.

“Ahí en Quimilí -prosigue- terminé la primaria. Una vez que terminé la primaria, me vine por una decisión de la familia a Misiones”.

El candidato del Frente Renovador de Concordia que ganó por paliza al candidato del presidente Mauricio Macri, contó que Santiago del Estero está muy presente en su vida. “Tengo muchos amigos en Santiago del Estero, ahí en la ciudad capital tengo a mi tía, hermana de mi mamá, ella se llama Mirta Ahuad y fue convencional constituyente en su época, ahora está conmigo aquí de visita”, destacó.

Mientras se desarrolla la entrevista por teléfono, no se encuentran vestigios de tonada santiagueña en el gobernador electo misionero. “Ya perdí la tonada, imaginá que desde los 11 años que estoy aquí y hoy tengo 47, pero sigo teniendo muchos amigos en Quimilí, ayer (domingo) me llamaron muchos de ellos. Me quedaron amigos de la escuela, tengo parientes que quedaron allá y que siempre nos estamos viendo; además soy pariente de los Gelid y de los Mazoud de Quimilí”, resaltó.

Acerca de su vida en Quimilí y Pampa de los Guanacos, evocó que “fue una infancia muy linda, en el barrio, con los amigos, en la escuela con los compañeros, hasta que me tuve que venir acá”. Incluso mencionó que EL LIBERAL también formó parte de la vida familiar, cuando su padre llegaba con el diario y todos se ponían a ver las noticias.

Aunque Oscar hizo la secundaria en Misiones, al cuidado de un tío, sus padres siguieron viviendo en Santiago del Estero durante un buen tiempo. “Recién se vinieron a vivir conmigo a Corrientes cuando yo comencé la facultad. Se jubilaron y vinieron”. Fue a vivir a misiones porque tenía un tío que no tenía hijos y quería que alguien lo acompañe. Me vine por unas vacaciones y me quedé, hice la secundaria y la terminé (en Misiones), luego comencé la carrera universitaria y se vinieron mis padres a Corrientes”, mencionó.

“Suelo ir a Santiago del Estero, estuve el año pasado porque mi tío falleció, el Dr. Alberto Ahuad, que en su momento fue director del Hospital de Fernández. Suelo ir seguido a la ciudad de Santiago del Estero donde tengo a mi tía. Siempre que puedo, me pego una vuelta”, dijo sobre sus visitas a la provincia, rescatando que pese al tiempo que pasó, aún lo ata un lazo fuerte a esta provincia, la que lo vio nacer y que hoy ve con orgullo, cómo llegó al máximo cargo institucional en la provincia del Litoral.



fuente: elliberal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

cuatro × uno =

Menú