Avanzan en varias provincias iniciativas de modificar las cartas magnas provinciales para vetar la reelección indefinida a perpetuidad como sucede en la provincia de Formosa.

Poda en el gasto político y veto a las reelecciones indefinidas, un proyecto que sale desde el peronismo reformista y que pone a Insfrán como mal ejemplo.

Entre los pliegues de una pandemia que se derrama sobre todos los ámbitos, un grupo de gobernadores promueve una reforma de la Constitución de susprovincias que incluye entre otros ejes una poda en el gasto político y algún formato de veto -por recorte de manera expresa, o por renunciamiento político- a la figura de la reelección, con ecos hacia 2023.

En Catamarca, el peronismo encolumnado detrás de Raúl Jalil presentó en las últimas horas un amplio proyecto reformista que alienta la eliminación de la reelección indefinida del gobernador, una figura que aún persiste en ese distrito, en Santa Cruz y Formosa (donde Gildo Insfrán gobierna desde 1995). Las últimas dos en eliminar esa puerta abierta a la perpetuidad fueron San Luis y La Rioja (en 2006).

En el otro extremo del arco de opciones, Mendoza integra el dúo de provincias –la otra es Santa Fe- donde los mandatarios no tienen la posibilidad de reelegir ni siquiera una vez. Allí el radical Rodolfo Suarez pule la letra chica de una reforma de la Carta Magna y enviará en los próximos días al Parlamento un proyecto que declara la necesidad de avanzar en ese sentido.

Y si bien aún no fueron difundidos sus detalles finos -más allá de que habrá tijeretazos al gasto político, con el salto a la unicameralidad legislativa y la eliminación de comicios intermedios-, desde despachos locales ya avisaron que no impulsarán una figura que lo habilite a pelear otro mandato en 2023. Es en línea con lo que sostuvo el propio Suarez al asumir en 2019, y en pos de ahuyentar escollos con la oposición que traben el paquete reformista.

Jorge Capitanich, aliado de Insfrán lanzó en junio una propuesta de reforma a la Constitución del Chaco que incluye el fin de la relección indefinida y solo una consecutiva para gobernador

Jorge Capitanich, aliado de Insfrán lanzó en junio una propuesta de reforma a la Constitución del Chaco que incluye el fin de la relección indefinida y solo una consecutiva para gobernador

 

Un guiño político similar brotó también desde Chaco. A fin de junio el peronista Jorge Capitanich lanzó una carta abierta en la cual, entre otros puntos, instó a la oposición -anclada en Juntos por el Cambio- a dar el diálogo en torno a su propuesta de reforma constitucional, que incluye el fin de la reelección indefinida de intendentes y legisladores (para gobernador se permite sólo una consecutiva) y la limitación del mandato de jueces, entre otros ejes. “Estoy dispuesto a mover la primera ficha: no reelección”, concedió, dando un paso al costado en la pulseada 2023 en pos de intentar destrabar la discusión.

Más tempranamente, en abril, había avanzado el salteño Gustavo Sáenz al enviar a la Legislatura un proyecto de reforma constitucional que promueve que haya sólo una posibilidad de reelección para el gobernador (hoy están permitidas hasta dos reelecciones consecutivas), intendentes (hoy es indefinida) y legisladores. La otra provincia que hoy habilita dos reelecciones a gobernador consecutivas es San Juan (tras una enmienda en 2011 que le permitió al peronista José Luis Gioja cosechar su tercer mandato).

En el caso catamarqueño, el proyecto de reforma ya tiene estado parlamentario, tras la polémica sanción de una ley, a instancias del oficialismo, que eliminó el Consejo de la Magistratura y elevó de 5 a 7 los miembros de la Corte.

La iniciativa incluye el fin de las reelecciones indefinidas de gobernador para habilitar sólo dos mandatos consecutivos (Jalil podría presentarse en 2023), de legisladores provinciales e intendentes; la renovación de la Legislatura cada 4 años, la simultaneidad de elecciones provinciales con las nacionales, la periodicidad de los mandatos en los tres poderes (incluído el judicial) y la separación del Estado de la Iglesia Católica y la supresión del sostenimiento estatal al culto, entre otros ejes. Fuente Cronista

Elcomercial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

8 − dos =

Menú