El Presidente apeló a la responsabilidad social de los jóvenes frente a la pandemia. En Provincia analizan endurecer medidas para evitar una ola de contagios.

El presidente Alberto Fernández remarcó que la pandemia de coronavirus «no se ha disipado», a la vez que llamó a los jóvenes a tener «responsabilidad social» para evitar que «todo vuelva a paralizarse».

«El riesgo de que todo vuelva a paralizarse existe. Nadie quiere que eso pase. Más allá de los protocolos, todos los argentinos y los más jóvenes sobre todo, es allí donde tenemos el mayor problema. Los jóvenes no advierten el riesgo que se está viviendo», señaló.

El primer mandatario encabezó el acto de puesta en marcha de las primeras 30 obras públicas de 2021 y manifestó además: «La pandemia no se ha disipado. Tenemos un verdadero desafío como sociedad».

«Si no queremos volver atrás y queremos dar ese paso hacia adelante lo que necesitamos es que todos tengamos responsabilidad social. Cuidarnos nosotros para cuidar al que tenemos al lado», aseveró el jefe de Estado.

Fernández expresó luego: «Apelo a la responsabilidad de todos y todas para que entendamos que el problema persiste y se mantiene. Nadie está exento de contagiarse».

En ese sentido, consideró positivo que todos intenten «aislarse con sus familias» generando una suerte de «burbuja».

Analizan medidas

En tanto el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, y el vice, Nicolás Kreplak, coincidieron ayer en la necesidad de que la Provincia endurezca las medidas para contener la reciente suba de casos de COVID-19, y no descartaron volver de fase en la cuarentena e incluso establecer un «toque de queda sanitario».

«No descartamos tener horarios del día en los cuales no se podrán realizar actividades ni públicas ni privadas. No queremos que las playas, en ningún horario, tengan la concentración que se vio», planteó Kreplak, consultado sobre la situación de la provincia frente a la multiplicación de contagios de coronavirus tras las fiestas de Fin de Año y en medio del inicio de la temporada de veraneo. Sobre la chance de establecer un «toque de queda sanitario», el funcionario respondió: «Hay que ver cómo se operativizan las medidas».

«Si hay silencio durante las noches, una fiesta clandestina es fácilmente detectable», agregó al respecto en declaraciones radiales.

Kreplak además remarcó que en la Gobernación bonaerense están «preocupados por el aumento de casos» y sobre esa cuestión subrayó que se retrocedió «más de dos meses en las últimas tres semanas».

En este contexto, el viceministro aseguró que «hay consenso con los intendentes (de la Provincia) de que algo hay que hacer», aunque reconoció que la dificultad es «cómo se operativizan las medidas».

Por último, Kreplak señaló que habrá novedades sobre las futuras medidas «en el transcurso de estos días».

Por su parte, Gollán subrayó que «hay que analizar la posibilidad de restringir confinamientos por horario nocturno», mientras que planteó que si bien por ahora casi toda la Provincia «está en fase cinco», se está «evaluando el cambio» hacia una cuarentena más dura.

ELTRIBUNO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

11 − ocho =

Menú