Marcelo Lischet, representante de Buses Paraná dialogó con Radio La Voz con respecto al paro en el transporte urbano de pasajeros y a la falta de pagos.

“Fue muy claro, en la audiencia que se tuvo, el Ministerio de Trabajo de la Nación el día miércoles. La posición de la Secretaría de Transporte de la Nación es la posición que han tenido los representantes de los gobiernos provinciales, fue muy claro el gobierno nacional que desliga en los gobernadores de las provincias toda la situación del transporte del interior del país aduciendo que fue enviado una masa importante de dinero para apaliar todo tipo de situaciones»

«Algo así de mil seiscientos millones que traspuso la nación a las provincias y plantean que ahí debe estar la solución para que este servicio esencial se pueda seguir prestando. Nosotros creemos que desde el 26 de Marzo que se empezó con las reuniones, veíamos grave la situación y parecía que había un viso de solución dándole un tratamiento al transporte del interior del país lo mismo que se está dando a Capital Federal y a la provincia de Buenos Aires.»

Lischet agrega que «llegamos al día crítico que nosotros decíamos que iba a ser el día del pago del salario del mes de Abril, porque Marzo medianamente hasta el 20 hubo trabajo; a partir del 19 se cortó todo y las empresas nos quedamos sin ingresos. Nosotros veíamos que Marzo se iba a poder solucionar y veíamos que el mes de Abril iba a ser crítico.

El gobierno planteó, a la Federación Argentina, cuál era la masa de dinero que se iba a necesitar para hacer frente al pago salarial -por lo menos- de los trabajadores del interior del país que son casi cuarenta mil personas que están hoy en la mayoría de las ciudades que estaban prestando el servicio y no iban a poder cobrar porque nuestros ingresos eran solamente el 10% de lo que normalmente se recaudaba«.

«A partir de ahí la Nación planteó que iban a dar una respuesta, el día 5 de Mayo plantea que había una decisión política de acompañar a todos los servicios del interior del país; en la reunión del día lunes tenían que decir qué cantidad de dinero iban a enviar a las Secretarías de Transporte de las provincias para que lo distribuyan, dieron marcha atrás con esa decisión y lo más grave que plantean es que se tienen que hacer cargo los gobernadores.

A partir de ahí la UTA toma una decisión por querer cobrar los salarios, nosotros por nuestro lado no teníamos los medios para hacer frente y ponía en crisis todo el sistema. Acá peligran las fuentes laborales porque al no tener ingreso no sé cómo pagar, la ayuda a otros sectores por intermedio de los ATP al transporte no le pueden llegar; estamos excluidos. Nosotros no estamos comprendidos porque somos servicio esencial, para algunas cosas lo somos y para otras no» sopesa.

«Lo que hace el gobierno es mandar una partida de dinero para paliar la situación general de todas las provincias, entonces aducen que ahí también está el dinero para los servicios esenciales como el transporte. Las provincias dijeron el día miércoles, menos Entre Ríos porque no estuvo presente, que no tenían medios y no estaban en condiciones de hacer frente a nada porque todo ese dinero fue a parar a la parte sanitaria y al pago de sueldo de los empleados provinciales».

En ese mismo sentido agregó que «los gobernadores han hecho algunas gestiones por eso mismo se pasó a un cuarto intermedio hasta el día martes. Está parado Córdoba que ponía una gran cantidad de dinero para que no ocurran, Rosario ponía también su dinero, Tucumán está parado y hay algunas pocas capitales de provincia que siguen prestando el servicio con acuerdos informales con el trabajador».

«Concordia está con un sistema muy precario a través de una cooperativa.»

FUENTE: RADIO LA VOZ 901

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

doce + 19 =

Menú