El sargento primero de la Policía de Entre Ríos dialogó en forma exclusiva con RADIO LA VOZ luego de la decisión del Ministerio Público Fiscal (MPF) de ‘archivar provisoriamente’ la causa que investigaba las formas y las circunstancias en las cuales falleció el joven Gabriel Gusmán (de 20 años de edad) en el Barrio Capibá.

Radio La Voz 901 · Declaraciones de Diego Ibalo en el programa MANO A MANO 04/11/2020

«No puedo hablar mucho, tengo un nudo en la garganta. Fueron más de dos años, donde puedo decir, como siempre dije, desde el principio, cuando salimos esa noche de la Alcaidía de Tribunales: Gracias, desde el jefe provincia para abajo, jamás nos soltaron la mano, siempre estuvieron, no podemos decir nada. Siempre estuvimos contenidos, en ningún momento sentimos que nos dejaron de lado», afirmó Diego Sebastián Ibalo.

 

Así también, comentó que durante este tiempo sufrió la pérdida de su padre, que fue policía en la provincia de Santa Fe. «Siempre quise ser policía – subrayó a través de RADIO LA VOZ – no porque mi papá fue, si no porque me gusta, no entré por un sueldo, entré porque me gusta. Es mi vocación, lamentablemente, por circunstancias de la vida, nos tocó pasar momentos feos que ninguno quisiera estar en nuestro lugar o pasar lo que pasamos».

 

«En ningún momento quisimos llegar a esa instancia – sostuvo Ibalo sobre el episodio en donde perdió la vida Gusmán – no sé como expresarme porque siento algo en el pecho, uno piensa en la familia y sólo puede decir gracias».

«Desde la familia policial, nuestro jefe provincia, el jefe departamental, el jefe de división, siempre estuvieron para mi y mi familia. No podemos decir más que gracias porque no nos soltaron en ningún momento», destacó el sargento primero.

 

«En la Policía no nos preparar para salir a la calle, con el uniforme y un arma, y decir ‘hoy sos dueño de quitarle la vida a otro’, para nada. Ni mi compañero (Rodrigo Molina) ni yo, quisimos llegar a esto», repitió el uniformado a RADIO LA VOZ.

 

En tanto, comentó que «no esperábamos» la reacción de varios camaradas que fueron hasta la sede del Poder Judicial para recibirlos cuando fueron liberados. «Me tomó de sorpresa, ahí me di cuenta que lo que yo tengo, no es un trabajo, es una familia», dijo Diego Ibalo.

 

«Sólo podemos decir gracias a toda la gente que estuvo, gracias a toda la fuerza policial», finalizó.

FUENTE: RADIO LA VOZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

cinco × dos =

Menú