Desde UTA advirtieron que una de las empresas prevé despedir a 16 trabajadores que llegaron de Ersa y que tomarán medidas de fuerza. Mientras, el Concejo Deliberante votará hoy el aumento de $2 a la tarifa.



Nuevamente se viven días convulsionados en torno al transporte público de pasajeros. Desde UTA amenazan con un paro si se concretan despidos en la empresa Autotransporte Decano SRL. Sin embargo, el titular de la misma, Miguel Lladón, negó que se haya tomado esta decisión, pero no la descarta a futuro por la crítica situación financiera que genera la quita de subsidios al sistema por parte del Gobierno nacional y los aumentos constantes en los costos.

Desde UTA habían señalado a este medio que desde la firma habían adelantado que se despediría a 16 trabajadores que pertenecían a la exconcesionaria Ersa y que hoy recibirían los telegramas. Por lo tanto, advirtieron que en cuanto llegue el primer telegrama de despido, se guardarían todos los coches que pertenecen a la empresa y no se prestaría servicio. Precisaron que la medida afectaría a todas las líneas que administra la empresa en ciudad capital (110, 112, 114, 118 y 119), La Banda (1, 2 y 3) y la 25 de Mayo (interurbana).

Lladón, titular de la empresa de transporte de pasajeros, negó que se hayan despedido a trabajadores, aunque no descartó que se tome esta medida en virtud de la emergencia que vive el sistema. Por lo pronto, aseguró que no le fue notificada la medida de fuerza alguna por lo que hoy el servicio se prestará normalmente en las distintas líneas que administra la firma.

En medio de este panorama, ayer la comisión conjunta de Asuntos Legales y de Planeamiento del Concejo Deliberante capitalino emitió un despacho de mayoría, en el cual se establece un aumento del 10,3% para la tarifa de colectivos. Esto representará un incremento de dos pesos en el boleto que se irá de 19,50 a 21,50.

Hoy será votado en la sesión ordinaria y el oficialismo aprobará la ordenanza. Desde el oficialismo se señaló que con este incremento se busca cubrir los aumentos que tuvieron las empresas. En tanto, la oposición, con distintos argumentos, decidió no acompañar el dictamen, lo que generó las críticas del Frente Cívico hacia la bancada Cambiemos.

Tras reunirse ayer en comisión ampliada, donde participaron todos los bloques, por despacho de mayoría se ha decidido dar un aumento del 10,3% que significa que el boleto pasaría a costar 21,50. El aumento sería de dos pesos por boleto.

Así lo señaló Walter Medina Salomón (Frente Cívico), presidente de la Comisión de Planeamiento Obras y Servicios Públicos. Señaló que la oposición “no acompañó la propuesta del Frente Cívico y lo llamativo es que la oposición si se ponen a ver que pertenece a un gobierno nacional (por la bancada de Cambiemos) que les quita los subsidios al transporte, que nos quita subsidios a cualquier tipo de actividad que veníamos desarrollando y que es la que produce los aumentos de los combustibles y lubricantes desde 1 de enero hasta el día de hoy”.

Medina Salomón defendió el despacho de mayoría: “Con este aumento del 10,3%, estamos tratando de reconocer al empresariado el aumento que han tenido y esa oposición que es aumentadora serial de todo lo que se le ocurra, en este caso no acompaña el aumento. Estamos acostumbrados, a lo mejor les parecerá poco el aumento, porque están acostumbrados a incrementar el mil por ciento los servicios y esto les parecerá insignificante”.

Por otra parte, reiteró que el municipio no tiene presupuestado ningún tipo de subsidio, ante el planteo de los empresarios de que necesitan por mes $ 40 millones de ayuda económica para que el sistema sea viable. Los transportistas también habían manifestado que sin subsidio, en tres meses habría que subir de nuevo el boleto. Al respecto, Medina Salomón no descartó que dentro de tres o cuatro meses se evalúe la rentabilidad.

Pero aclaró, que ello no solo pasa por aumentar el boleto: “Hay que buscar equilibrio entre la sustentabilidad del servicio que no únicamente tiene que venir por el aumento del boleto, sino porque trabajamos conjuntamente para buscar distintas acciones que hagan a la baja del costo del servicio del transporte, y que sea rentable para el empresario, pero también tenemos que buscar cuidar el bolsillo del usuario que está golpeado desde hace tiempo”.

Por su parte, la concejala Marianella Lezama Hid fundamentó su negativa a acompañar el dictamen que otorga el 10,3% de aumento al boleto.

“No acompañamos el aumento ya que los servicios públicos son un derecho esencial y su provisión debe ser abordada como tal, sin golpear los bolsillos de los y las usuarias que con muchas dificultades pagan la tarifa actual en un contexto de subas en todos los rubros. Los vecinos requieren este servicio para poder asistir a sus trabajos, lugares de estudio, etc.”, sostuvo.

Además, desde la organización social Barrios de Pie adelantaron que hoy realizarán una movilización desde Roca y Avellaneda hasta el Concejo Deliberante para expresar su rechazo al aumento del boleto.



Fuente: Elliberal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

10 + 17 =

Menú