Había sido condenado a ocho años de prisión. Tras cumplir la pena, se fue a vivir con su nueva pareja embarazada, quien le ofreció el domicilio para que pueda recuperar la libertad.

En el año 2011, Carlos Ariel Goncharuk fue condenado a la pena de ocho años de prisión por las gravísimas lesiones que le causó a su pareja Susana Gómez, en la vivienda que compartían y delante de sus hijos. La agresión le causó a la mujer, una ceguera profunda y ahora su agresor, atacó a otra mujer.

El indignante hecho ocurrió  en una vivienda ubicada en Merlo, a donde había ido a vivir con su nueva pareja, quien le ofreció su domicilio para que pueda quedar en libertad, tras cumplir la condena por las lesiones a su exesposa.

Un vecino escuchó la discusión entre la pareja y decidió llamar a la policía. Cuando los uniformados llegaron al lugar, encontraron a Goncharuk peleando con la mujer, que está embarazada. Como si fuera poco, se resistió a la detención.

Quedó procesado por “amenaza agravada por el uso de arma blanca en contexto de violencia de género en concurso con resistencia a la autoridad”.

Goncharuk quedó en libertad el 19 de septiembre, aunque no completó todas las exigencias impuestas por el Tribunal de La Plata que en 2014 lo condenó a ocho años y seis meses de prisión.

El fallo estableció que el reo debe realizar un curso de readaptación y concientización sobre violencia de género en alguna unidad penitenciaria, pero siempre se negó a cumplir con esa exigencia y ahora, atacó de nuevo.

FUENTE: ELLIBERAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

2 × cinco =

Menú