La infraestructura de un lugar de belleza natural única en el norte de Resistencia, desaprovechada y abandonada como la enorme inversión que la construyó. Baños, juegos, quinchos y parrillas destruidos, aberturas arrancadas pintan la desoladora imagen.



Las imágenes son muy elocuentes. Desde aquel espacio recreativo inaugurado en el gobierno de Ángel Rozas, hoy está en ruinas. Es el Parque Caraguatá, ubicado al norte de Resistencia, a 10,2 kilómetros de la Plaza 25 de Mayo (17 minutos en auto).

Además, en el medio, muchos proyectos han pasado de largo para utilizar estas 100 hectáreas o al menos una parte de ella.

La inversión en la gestión de Rozas fue de un millón de dólares, dotó de infraestructura básica al predio, con baños, juegos, quinchos, parrillas, una tribuna con un escenario, y hasta un recordado tablero de “ajedrez humano”.

caraguata2.jpg
Los juegos de la plaza del Parque Caraguatá, deteriorados.

Con la llegada de nuevas autoridades, se intentó destinar el predio a afiliados activos y pasivos del Insssep como espacio de recreación, idea descartada por lo restrictivo que suponía implementarla.

También debido a que el cementerio local ya se encontraba al borde de su ocupación total, en 2011 el entonces concejal César Picón propuso crear un nuevo cementerio en el Parque Caraguatá. Pero tampoco prosperó, se generó polémica y  primó la idea del ex gobernador Ángel Rozas, aduciendo que el objetivo del parque era “generar un pulmón verde para la ciudad” que pronosticó se desarrollaría hacia esa zona.

caraguata3.jpg
Las puertas de los baños fueron robadas, así como otras aberturas.

Dos años después, el entonces gobernador Jorge Capitanich propuso construir en la zona la “Ciudad Cívica”, que consistía en concentrar todos los edificios públicos con sede en Resistencia en ese predio. Finalmente también fracasó ya que la política no se pudo poner de acuerdo en este proyecto.

Después apareció la última propuesta que se conoce públicamente que consistió en urbanizar la zona con la construcción de 660 viviendas. Ya en el último tramo de la segunda gestión de Capitanich incluso se realizó un sorteo en el que hubo 3.235 inscriptos con expectativas de la casa propia que desnudó el déficit habitacional que padece el área metropolitana.

caraguata4.jpg
Los baños fueron destrozados por vándalos.

Después de eso no se avanzó más. Los fondos nacionales que iban a usarse para las obras nunca llegaron. El presidente de la Nación Mauricio Macri desactivó el proyecto y todo quedó en la nada.

caraguata5.jpg

Descuidado

Ahora el parque está abandonado. La infraestructura deteriorada por el vandalismo y el paso del tiempo. Los yuyos altos a veces podados por caballos que pastan allí, los baños sin inodoros, espejos rotos, sin canillas, puertas arrancadas desde su marco, maderas de las barandas de un puente fueron robadas, los juegos para niños oxidados y dañados.

Su situación actual es el fiel retrato de las idas y vueltas del poder político. El terreno es propiedad del Estado provincial, necesita una resolución sobre su futuro pero habrá que esperar a ver qué idea tiene la nueva gestión gubernativa para este predio. El Parque Caraguatá es un lugar con una belleza natural única pero hoy está  desaprovechada y abandonada como la millonaria inversión que la construyó.

FUENTE: DIARIONORTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

12 − cinco =

Menú