El anuncio, que alcanzará a Capital y el Conurbano, se postergó para este viernes. Sólo quedarán habilitados los negocios esenciales, bancos e industrias con protocolo. Y seguirán las salidas de los chicos.

Tras un encuentro de más de tres horas en la residencia de Olivos, el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, avanzaron en el endurecimiento de la cuarentena para contener la expansión del coronavirus y achatar la curva de contagios en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El virtual regreso a la fase 1 del aislamiento durará desde el 1° de julio hasta el 17 del mismo mes inclusive. En rigor será una etapa más flexible que el aislamiento implementado el 19 de marzo, puesto que los bancos seguirán abiertos al público.

Durante la nueva etapa solo podrán abrir los comercios esenciales. En la Ciudad son cerca de 50 mil, entre los de alimentación, ferreterías, quioscos y otros rubros. Alrededor de 70 mil comercios porteños volverán a cerrar sus puertas, a los que se sumarán otros miles del Conurbano. Son en su mayoría bazares, mueblerías, jugueterías y tiendas de indumentaria y calzado. Otros 20 mil nunca fueron habilitados desde el inicio de la cuarentena y unos 10 mil debieron cerrar en la última extensión del aislamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

16 + siete =

Menú