El día después de que desde el Colegio Médico alertaran que por las dificultades financieras no podían garantizar el funcionamiento de sus dos centros asistenciales, el Hospital Privado y el CIMYN, o que no les iba a quedar otra que despedir personal, la ministra de Salud Pública, Alejandra Venerando, se reunió ayer por la tarde con el titular de la entidad, Mario Penizzotto, para iniciar una etapa de negociación. “Hemos escuchado la situación y analizaremos, veremos en qué se puede colaborar con las soluciones posibles”, dijo la funcionaria a la salida del encuentro, aunque no precisó qué tipo de salida se podría instrumentar.

El argumento para pedir la ayuda, planteado por el propio Penizzotto, había sido que desde septiembre del año pasado al mismo mes de este año, los costos de funcionamiento de la institución se habían incrementado el 78%, mientras que la Obra Social Provincia (OSP), la principal prestadora, sólo les había reconocido una mejora del 28%.

Sin embargo, la ministra dijo que lo que paga la OSP a sus prestadores, entre ellos el Colegio Médico, está “entre los mejores niveles del país”, a lo que agregó que “a todas las instituciones les pagamos con un pronto pago, a los 15 días, con lo cual garantizamos que se abonen los sueldos”.

La ministra no quiso precisar con qué tipo de ayuda iba a colaborar con el Colegio Médico. “Nos vamos a seguir juntando, viendo cuáles pueden ser las soluciones en un contexto de país como el que tenemos”, expresó. El planteo de la institución había sido que, para garantizar el funcionamiento de los dos sanatorios, que suman 148 camas, el 60% de las disponibles en el sector privado en la provincia, pedían un subsidio o que el Estado absorbiera parte de sus empleados, porque no les iba a poder pagar. Pero la ministra dijo que “no se ha hablado de subsidio o de ayuda, hemos escuchado la situación”.

Entre los dos sanatorios, la obra social Colmed Salud y los administrativos del colegio suman un total unos 500 trabajadores, contando el personal médico y de enfermería, que son los que estarían en juego ahora.

Penizzotto sostuvo que “hemos venido a plantear la situación en la que está la salud privada” y agregó que “ha sido la primera de varias reuniones que vamos a tener, no se ha acordado nada, hemos puesto sobre la mesa los problemas de la salud, que serán tema de estudio, pero no hemos definido ninguna salida”.

El lunes, desde el Colegio Médico, también habían planteado que tenían un pedido de audiencia con la ministra Venerando, de por lo menos dos semanas atrás, pero que la funcionaria no los había recibido hasta ese momento. Cuando tomó estado público el planteo de la institución, rápidamente se generó el encuentro que tuvo lugar en la tarde de ayer.

No es la primera vez que desde el sector de las clínicas y sanatorios plantean los problemas de la alta suba de los costos e incluso en septiembre pasado 11 instituciones publicaron una solicitada exponiendo las dificultades del sector.

FUENTE: DIARIODECUYO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

trece − 2 =

Menú