Luego de que el municipio de Malgueño, junto a personal policial, multaran a ciclistas por «cruzar de departamento» y les secuestraran sus rodados, la Provincia a través del ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, salió a aclarar que está de acuerdo con las sanciones pero no con la quita de los vehículos.

Pedro Ciárez, el jefe municipal de Malagueño, admitió que fue por resolución municipal que decidieron secuestrar las bicicletas.

«Se los invitó en más de una vez a que no regresen y no hay forma, los ciclistas vienen y vienen. Y también los vecinos nos reclaman. La verdad es un tema que para nosotros no debiera estar ni siquiera en discusión», señaló Ciárez en declaraciones radiales a Mitre y Pulxo.