El gobernador neuquino Omar Gutiérrez confirmó que representantes del gobierno provincial asistirán a la reunión convocada por el Obispado para el próximo lunes.

La llegada de una nota firmada por el obispo de Neuquén, Fernando Croxatto, y el defensor del Pueblo, Ricardo Riva, trajo algo de alivio a la tensa situación que se vive en Neuquén, luego de tres días consecutivos de extrema violencia en las calles.

Durante una entrevista a medios locales, el gobernador apuntó contra los dirigentes sindicales como responsables directos del fuerte conflicto dentro del sector estatal.

«El convenio colectivo de trabajo de Salud es un tema del año 2018, y ese convenio se está trabajando. La instalación de este conflicto fue de dos dirigentes sindicales, fue un capricho de dos dirigentes que partir de la utilización de la violencia han intentado desestabilizar el gobierno», acusó Gutiérrez.

Denunció que el gremio de Ate tomó el hospital Castro Rendón y el de San Martín de los Andes, y que intentaron hacer lo mismo con Casa de Gobierno.

«Frente a la violencia proponemos el respeto a la ley, a la norma y la Constitución. Tenemos que someternos a la Constitución, a la ley como única fuente de paz y desarrollo», aseguró Gutiérrez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

17 − 11 =

Menú