En las calles, la movilidad sigue siendo alta, por eso la estrategia apunta a evitar aglomeraciones y fiestas masivas. Los contagios siguen en ascenso.

Con la temperatura alcanzando marcas acordes a la primavera y el sol prevaleciendo en buena parte de la jornada, el domingo en Resistencia mostró postales típicas de la prepandemia, con alta actividad al aire libre en espacios públicos y buena demanda de comidas elaboradas fuera de casa; lo que, en definitiva, permitió anticipar lo que será una semana más que clave en el devenir de la desescalada, habida cuenta de que el próximo sábado las autoridades provinciales deberán resolver si se avanza hacia la ‘nueva normalidad‘ o se mantiene el formato vigente.

resist.jpg
La temperatura primaveral y las buenas condiciones del tiempo alentaron a las actividades en familia el fin de semana.

Es preciso recordar que el derrotero de la ‘etapa 3‘ de la desescalada, pensada en principio como el último paso hacia la pospandemia, no ha sido sencillo. De hecho, si bien la curva de contagios no se disparó a niveles incontrolables, el crecimiento de los casos diarios y semanales fue constante, con el consecuente impacto en la ocupación de camas tanto en instituciones hospitalarias como extra hospitalarias. Sin abundar en detalles, la semana epidemiológica que culminó ayer mostrará, casi con seguridad, el récord de casos confirmados desde el inicio de la pandemia.

resist4.jpg
El fin de semana volvió a mostrar un intenso movimiento nocturno y la policía debió intervenir para desactivar 12 fiestas clandestinas.

Estos datos serán importantes a la hora de resolver la continuidad o no de la desescalada, pero no son los únicos. Con la convicción de que la movilidad es de difícil contención, la estrategia mostrada a través de las disposiciones tomadas una vez iniciada la etapa apunta más bien a evitar las aglomeraciones y las fiestas clandestinas que, por su masividad, generan focos potenciales de contagio.

La encrucijada no es simple, cuando se tiene en cuenta además que hay sectores de la actividad comercial que claman por una reactivación como los espacios cerrados, peloteros, boliches, pub casinos y jardines maternales, entre otros; que volverán a la carga de cara al 11 de octubre.

COMPORTAMIENTO SOCIAL

A poco menos de seis meses de cuarentena, la clave pasa más que nunca por los comportamientos individuales pero también colectivos. La recorrida realizada por NORTE ayer confirma la tendencia hacia el relajamiento y desapego cada vez mayor a las normas de seguridad más básicas como el uso de tapabocas, el distanciamiento y la higiene de manos.

resist2.jpg
Medidas básicas de seguridad sanitaria siguen siendo una materia pendiente en una parte de la comunidad.

Ni el número creciente de casos ni la prédica constante por todos los medios de comunicación oficial han podido generar un salto cualitativo, más allá de que existe efectivamente una porción de la población que ha adoptado las pautas de manera rigurosa.

En la faz colectiva, el escenario no es mejor. Los informes policiales del fin de semana dieron cuenta de la intervención de la fuerza provincial en, al menos, 12 fiestas clandestinas, una de ellas organizadas por un joven que ya tenía seis apercibimientos.

Estas celebraciones masivas no se realizaron solamente en la capital provincial, algunas de ellas tuvieron lugar en localidades como Charata, Hermoso Campo y Pinedo; lo que permite ver la amplitud del problema.

resist3.jpg
Los espacios verdes son los más demandados en días en que el calor no sofoca como este último domingo en Resistencia.

Finalmente, rige la medida cautelar que impide aglomeraciones de más de cinco personas, fundamentalmente en el corredor sanitario, dictada a instancias del Ministerio de Salud, pero que tiene un componente político muy potente porque apunta a comenzar a ensayar una solución para las constantes protestas sociales que tienen como epicentro los alrededores de Casa de Gobierno. Hasta ahora, por lo que pudo averiguar este medio, no está en el ánimo de los movimientos sociales relegar sus reclamos, con lo cual quedará por ver si existe la voluntad de reformular las estrategias para canalizar las inquietudes.

Lo cierto es que esta semana servirá para testear la capacidad y el ánimo de los sectores movilizados para acatar las nuevas reglas de juego.

FUENTE: DIARIONORTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

13 − cinco =

Menú