El joven delincuente había llegado a su domicilio con varios elementos que no eran de su propiedad.

En la tarde de ayer, a las 15:00, por requerimiento del Comando Radioeléctrico, efectivos de la comisaría Cuarta conjuntamente con sus pares del Grupo de Intervención Rápida (GIR-Norte), se constituyeron en la III Etapa del barrio Hipódromo, donde requerían la presencia policial.

En el lugar, el personal policial interviniente procedió a la aprehensión de un joven de apellido Molas (23), quien habría sido sorprendido infraganti ingresando a su domicilio, llevando un rollo de cable trifásico de 10 metros, y un taladro percutor de colores negro y gris, que fueron entregados por su madre, una mujer de 52 años de edad, como así también una vecina hizo entrega voluntaria de un parlante multifunción negro, un martillo con mango de madera, y dos rollos de cable negro, que el joven habría dejado en la vía pública y quedaron en calidad de secuestro.

Tras realizar recorridos por la zona, los policías encontraron un bolso que contenía en su interior ropa de grafa azul, que también fue incautada, y tras practicar averiguaciones, lograron establecer que dichos elementos habrían sido sustraídos de un domicilio de las inmediaciones, propiedad de un hombre de 47 años, a quien se lo invitó a radicar la denuncia penal en la Unidad Judicial N° 4, mientras que el aprehendido fue trasladado a la seccional, donde quedó alojado a disposición de la Fiscalía de Instrucción en turno.

Launion.digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

tres × dos =

Menú