El electo gobernador habló de su futuro gabinete y realizó un balance de lo realizado en el municipio. «Hicimos obras que en 50 años no se hicieron», afirmó.

A cuatro días de asumir como gobernador de la Provincia, Gustavo Sáenz confirmó públicamente ayer parte de su gabinete, aunque la danza de nombres continúa.

Sáenz aprovechó su último programa de radio del año para hablar de su futuro equipo y los desafíos que tendrán. Al tiempo que hizo un balance de los cuatro años como intendente: «Hicimos obras que en 50 años no se hicieron», afirmó.

Luego de que una oyente le pidiera que atienda el tema educación, el jefe comunal señaló que «(Matías) Cánepa será el ministro de Educación, él va a estar recibiendo a todos los sectores docentes. Tenemos que trabajar juntos para que nuestros hijos estén bien».

Siguiendo con el tema de las exigencias al equipo de trabajo, dejó claro que «los ministros saben la forma de trabajar que tengo».

A continuación, también confirmó que la doctora Josefina Medrano, quien supo trabajar en el PAMI, será la ministra de Salud. «Trabajaremos con los hospitales y centros salud. Vamos a trabajar en un sistema de salud colapsado. Ese fue uno de los problemas que nos plantearon en todos lados (en la campaña)», aseguró. Otro ministro que confirmó fue Mario Peña (h) en Turismo. Este funcionario ya cumplió esta función en el municipio.

Sáenz, además, aseguró que Agustín Pérez Alsina, actual procurador de la comuna, estará al frente de la Fiscalía de Estado. Y Luis María García Salado, quien hoy es jefe de Gabinete municipal, será el nuevo titular de Aguas del Norte.

Si bien Sáenz confirmó solo cinco nombres, ya se descuenta que Ricardo Villada será el ministro de Gobierno; Matías Posadas, secretario de la Gobernación; Juan Manuel Pulleiro estará al frente de la Seguridad y Martín de los Ríos en Producción.

Por otro lado, también confirmó que existirán coordinaciones. Se cree que estas dos coordinaciones suplirán la falta de la Jefatura de Gabinete. Estos puestos estarán en manos de Nicolás Demitrópulos y Pablo Outes.

«Habrá coordinaciones en cada uno de los ministerios, que serán de supervisión. Hay que controlar a cada uno de los que trabajan en la administración, si nos controlamos todos es mejor», afirmó.

Ayer el Senado aprobó la ley de ministerios, por medio de la cual se le dará forma a la próxima administración provincial.

Otros nombres que suenan para el gabinete son Roberto Dib Ashur para Economía y Verónica Figueroa para Desarrollo Social.

 

Diálogo

Sáenz sabe que llega a una provincia que no tiene los mejores indicadores y además el país vive una profunda crisis económica, es por eso que pide consenso.

«Nosotros convocamos a todos los sectores, sin pelearnos, sin odios ni rencores. El objetivo es poner a Salta de pie, sin ver que le vaya mal a otro. Debemos tener vocación de diálogo y consenso. No hay recetas mágicas. Hay que trabajar y comprometerse», concluyó.

 

Fuente: ElTribuno

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

3 × cuatro =

Menú