Es la primera vez en 7 trimestres que el incremento es más alto que la inflación. La suba interanual va de 47% al 52% en la Ciudad.

Los precios de los alquileres de departamentos usados en la Ciudad de Buenos Aires se aceleraron a partir del tercer trimestre del año, lapso que coincide con la vigencia de la nueva ley de alquileres que introdujo cambios importantes en los contratos de locación.

En ese período, el alza de los precios promedió un 47,9% para los monoambientes, un 47,8% para los departamentos de 2 ambientes y un 51,8% para las unidades de 3 ambientes, según el organismo estadístico porteño.

De esta manera, los aumentos se mantuvieron por encima del nivel general de inflación que, según el INDEC, llegó al 37,7% interanual hasta septiembre. También estuvieron por encima del índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires (IPCBA) que, en promedio para ese mismo período, alcanzó un 34,5 %interanual..

Los datos forman parte de un análisis de la oferta de departamentos en alquiler hecho por la Dirección de Estadísticas de la Ciudad en base a unidades de 1 a 5 ambientes, usadas y a estrenar, de acuerdo con datos provistos por la plataforma Argenprop.

Según este seguimiento, la aceleración de los precios entre julio y septiembre se hizo más notoria respecto del trimestre previo: la suba llegó a 9,7 puntos porcentuales para las unidades de 1 ambiente; 11,8 puntos para los 2 ambientes y 14,4 puntos para los 3 ambientes.

Suba de los alquileres porteños, según los distintos barrios. Fuente: Dirección de Estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Suba de los alquileres porteños, según los distintos barrios. Fuente: Dirección de Estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

De esta manera, después de siete trimestres consecutivos se modificó la tendencia: los alquileres se valorizaron a un ritmo muy superior al registrado por la trayectoria de los precios al consumidor.

Por barrio, los alquileres más elevados para los monoambientes usados se registraron en Núñez ($ 19.494) y Belgrano ($ 19.451); en tanto los departamentos de menor valor se observaron en San Nicolás ($ 15.214).

Para el caso de los usados de 2 ambientes, los mayores precios correspondieron a unidades de Núñez ($ 26.069),seguido de Palermo ($ 25.901); mientras que nuevamente en San Nicolás ($ 19.770) se encontró la renta media más baja.

En tanto, para un departamento usado de 3 ambientes, Palermo ($ 40.617) y Villa Urquiza ($ 39.857) constituyeron los barrios más costosos; en el otro extremo se posicionó Balvanera ($ 30.039).

La brecha de precios entre la comuna con los alquileres más costosos y la de menor valorización fue máxima para el segmento de 3 ambientes (34,5%). “Para todos los conjuntos de departamentos usados se verificó una mayor concentración de los precios por comuna en torno a los alquileres promedio, con distancias relativamente más acotadas entre valores máximos y mínimos”, señaló el informe.

Algunas de las modificaciones que contiene la Ley Nacional de Alquileres (N° 27.551) son la extensión del plazo de duración de los contratos a 3 años, la periodicidad de actualización anual en base a un coeficiente entre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), la obligatoriedad para el locador del registro del contrato en AFIP como así también del pago de las expensas extraordinarias y de los impuestos que gravan la propiedad e intermediación únicamente a cargo de un profesional matriculado. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, la regulación indica que solo se puede cobrar comisión al propietario del inmueble.

Alquileres en la ciudad de Buenos Aires

Alquileres en la ciudad de Buenos Aires

Otro estudio realizado por el portal de propiedades Zonaprop también detectó la suba de los alquileres: reveló que, a partir de la sanción de la nueva ley, las subas llegaron al 31,8%. Y que, a su vez, en lo que va del 2020, acumulan un alza del 52,3%, es decir, el doble que la inflación.

No obstante, según este análisis, hay señales de que,  a partir de noviembre, la dinámica de los alquileres mostrará una convergencia a niveles de ajuste previos a la sanción de la ley, con incrementos similares a la inflación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

dos × tres =

Menú