Si algún peronista creía que podía dar algún guiño a la candidatura presidencial de Alberto Fernández ante más de 200 intendentes y dirigentes oficialistas, el gobernador Juan Schiaretti ratificó su estrategia electoral de impulsar la boleta corta con candidatos a diputados nacionales propios, sin intervenir en la pulseada presidencial.

En el auditorio principal del Centro Cívico, el mandatario provincial le habló a la cúpula del PJ en el primer encuentro luego de las primarias de agosto.

Schiaretti habló de política y también hizo un descarnado análisis de la crisis económica del país. “Es el período más extenso con inflación y recesión”, describió sin grises.

Pero la mayoría de intendentes y jefes comunales del interior llegaron a la Casa de Gobierno con la expectativa de conocer si el contundente triunfo del opositor peronista Alberto Fernández había hecho cambiar “en algo” la postura del gobernador.

Todos se retiraron convencidos de dos cosas: Schiaretti se mantendrá prescindente de la pelea nacional y les tiró a los intendentes una responsabilidad extra: en sus territorios, la boleta corta de Hacemos por Córdoba deberá tener un piso del 18 por ciento.

Calculadora en mano, con el 18 por ciento de los sufragios el próximo 27 de octubre, el PJ provincial retendría las dos bancas en la Cámara Baja que pone en juego en los comicios nacionales.

Schiaretti se refirió a la situación económica, teniendo en cuenta las dificultades financieras que atraviesan muchos municipios.

“La crisis nos pega a todos, pero en especial a los más necesitados. El Gobierno de Córdoba va a estar al lado de los intendentes y de la gente”, trató de llevar tranquilidad el mandatario.

Enumeró los programas sociales de su gestión sin hacer menciones a posibles recortes.

Luego tuvo definiciones más políticas. “El peronismo de Córdoba va a tener una excelente relación y trabajo conjunto con el próximo presidente, como siempre fue la vocación de los cordobeses”, sentenció.

Schiaretti instó “a redoblar el esfuerzo” para trabajar por la lista que encabeza el legislador Carlos Gutiérrez, presente y recién llegado de un viaje oficial por Europa.

“Debemos trabajar fuerte para que nuestra lista de candidatos a diputados nacionales tenga la mayor cantidad de votos. Necesitamos a legisladores que defiendan a Córdoba”, argumentó.

Aunque se trató de una reunión política y no institucional, se realizó en la Casa de Gobierno con la estricta orden de que no hubiera periodistas.

Luego de la cumbre, el gobernador publicó en Twitter algunos párrafos de su mensaje.

Sensaciones y discurso

La importancia de la cumbre la marcó la presencia de los principales dirigentes del PJ cordobés.

No faltó casi nadie. Estuvieron los intendentes de las ciudades más importantes –incluido el electo de la Capital, Martín Llaryora–, diputados nacionales y legisladores provinciales.

Natalia de la Sota también ocupó un lugar en el concurrido estrado central junto a Schiaretti.

Una de las excepciones fue el titular del PJ local, Carlos Caserio, quien apoya de manera pública la candidatura de Alberto Fernández. Según fuentes del partido, el senador nacional fue invitado, pero se encontraba en Buenos Aires.

Si bien algunos mandatarios del interior también tenían la expectativa de que se profundizara el análisis de la crítica situación financiera que atraviesan muchos municipios por la baja de la recaudación, Schiaretti refirió que su gestión “acompañará a los intendentes” para ayudar a quienes necesiten asistencia de recursos.

Las sugerencias de cuidar el gasto ya se vienen difundiendo desde el Ministerio de Gobierno. “Pagar salarios, proveedores y asistencia social” son las prioridades que les indican a las gestiones peronistas.

Además del gobernador, también hablaron Manuel Calvo (vicegorbernador electo) y el consultor Luis Dall’Aglio, quien detalló las regiones en las cuales la boleta de Hacemos por Córdoba podría mejorar su cosecha de votos.

Todos los intendentes saben que en el Centro Cívico los evaluarán por los votos que saque la boleta corta en sus territorios. El compromiso es alcanzar y superar el piso del 18 por ciento, con el objetivo de garantizar que Schiaretti tenga a cinco diputados para negociar con el próximo presidente.

Convocó a la misa por el aniversario de De la Sota

Aniversario. El 15 de septiembre se recordará a De la Sota. (La voz)

Aniversario. El 15 de septiembre se recordará a De la Sota. (La voz)La familia De la Sota organiza desde hace dos semanas la misa que se realizará el domingo 15 en la Catedral, por cumplirse un año del fallecimiento del exgobernador. La posibilidad de que el candidato presidencial Alberto Fernández concurra a esa ceremonia entusiasma a algunos y preocupa a otros en el peronismo cordobés.

Ayer, el gobernador Juan Schiaretti convocó a los intendentes peronistas a asistir, por lo que la ceremonia comenzó a tomar el cariz de una asistencia masiva.

Al momento de invitar a la misa por De la Sota, Schiaretti estaba junto a Eduardo Accastello, Jorge Montoya, Rodrigo Rufeil, Natalia de la Sota, Adriana Nazario, Manuel Calvo y Martín Llaryora, entre otros dirigentes y funcionarios provinciales.

“Aprovechando que estábamos todos juntos, los convoqué a la misa aniversario que ha solicitado la familia de nuestro compañero José Manuel de la Sota, el máximo dirigente que ha dado nuestra fuerza política”, escribió Schiaretti por Twitter.

La organización de la ceremonia está en manos de la familia De la Sota, quien participó desde el primer momento a Schiaretti. Natalia de la Sota, concejala y legisladora electa, además hizo una invitación personal ayer a la dirigencia partidaria: “De corazón quisiera que estuvieran conmigo y con mi familia”.

La concejala también había llamado y enviado mensajes por WhatsApp a dirigentes políticos del peronismo, entre ellos a Alberto Fernández, anticipándoles el homenaje.

Ahora, con la convocatoria a los intendentes y legisladores realizada por el gobernador, el evento podría ser multitudinario y todo indica que estará copado por el peronismo cordobés.

En ese marco, Schiaretti ayer arengó a la tropa a realizar campaña por la boleta corta de diputados nacionales, aunque aclaró que el PJ de Córdoba se llevará bien con el próximo presidente, un mensaje innecesario de haber estado destinado a Macri.

Desde el equipo de campaña de Alberto Fernández anticiparon que el candidato más votado en las Paso decidirá si concurre a la ceremonia a su regreso de la gira que realiza por España.

Como se recordará, el postulante presidencial y Natalia de la Sota se reunieron el 24 de agosto pasado en las oficinas de Sergio Massa. Esa reunión no contó con la aprobación de Schiaretti, y la posibilidad de que Fernández concurra al homenaje es un factor de preocupación en el Centro Cívico.

En Córdoba, sin embargo, también hay sectores del peronismo que trabajan confiados en que Fernández estará el domingo 15, cuando Alberto Bustamante, vicario del obispado de Villa María, oficie la misa. Bustamante cultivó una amistad con De la Sota. Fue este sacerdote el que ofició la ceremonia al cumplirse un mes del fallecimiento del exgobernador.

Ayer, la familia De la Sota hizo circular a través de WhatsApp y redes sociales la invitación a la misa del domingo 15.

Además, Natalia escribió un mensaje que comienza diciendo: “Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado”.

FUENTE: LAVOZ