Cuatro intergrantes de una familia terminaron hospitalizados al ser atacados por un perro de raza dogo argentino en la localidad de Malagueño. Al animal tuvieron que sacrificarlo -de varias puñaladas y palazos- para que lograra soltar a las víctimas, según informó la Policía.

El hecho sucedió el martes cerca de las 21.40 en calle Martín Ferreyra de esa localidad situada al oeste de la Capital, en el Gran Córdoba.

El perro, de color blaco, atacó a las cuatro personas en un espacio común a tres humildes viviendas.

«Cuando la mujer va pasando, el perro la ataca, se abalanza sobre ella, mordiéndola en los brazos. Por los gritos, salen en defensa los demás familiares, para sacárselo de encima», dijo el comisario Jaime Rabel Luna, a radio Mitre Córdoba.

Tras el primer ataque, el animal mordió a otras tres personas. Durante el forcejeo con el perro, las víctimas mataron al animal de varias puñaladas con una cuchilla y a través de golpes con un palo. Esos elementos fueron secuestrados por personal policial.

Los dueños del perro, una mujer (30) y su novio (37), manifestaron a la Policía que efectivamente el animal atacó a las personas y dijeron no entender qué sucedió, ya que el perro estaba jugando con sus hijas.

La fiscalía de turno de la ciudad de Villa Carlos Paz interviene en el caso. Asimismo, se aguardan los informes médicos de las víctimas para saber qué tipos de heridas recibieron.

FUENTE: LAVOZ.COM.AR