Durante el fin de semana, Morales había expresado su preocupación por la presencia estadounidense en el país caribeño: dijo que el presidente norteamericano Donald Trump buscar saquear Venezuela así como se hizo con la invasión a Libia, país que ahora se encuentra «sin Estado, sin gobierno, enfrentado entre los distintos sectores».

«En Venezuela no hay un problema de democracia o de dictadura, el problema no es Nicolás Maduro, el problema es el petróleo venezolano. Estados Unidos con cualquier pretexto quiere adueñarse de los recurso naturales», expresó el sábado pasado el presidente de Bolivia en la inauguración de la nueva sede de la Federación de Trabajadores Fabriles en Oruro. Morales remarcó en esa misma oportunidad que quienes necesitan ayuda humanitaria son los libios y no Venezuela y se preguntó por qué EEUU no envía ayuda a ese país. «Detrás de la llamada ayuda humanitaria está la intervención norteamericana», afirmó.

La semana pasada Estados Unidos, primer país en reconocer a Guaidó -líder de la opositora Asamblea Nacional- como presidente interino, envío ayuda humanitaria (comida y medicamentos) a Colombia. Este fin de semana, durante un acto político, Guaidó había afirmado que estaba dispuesto a buscar en las fronteras de Venezuela la ayuda que envió el país del Norte a Colombia y que Maduro calificó como show mediático.