“El fallo de ayer marca un hito para recuperar la paz en Jujuy, de recuperar un clima de convivencia y de salir de una cultura de la violencia que nos ha tenido agobiados por más de 15 años a todos los jujeños”, puntualizó el gobernador a un día de que el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Jujuy hallara culpable a Sala por los delitos de asociación ilícita, extorsión y defraudación al Estado, a pesar de que no se pudieron aportar pruebas que acrediten su responsabilidad en la causa. “Ayer se fueron todos corriendo a festejar a la Casa de Gobierno la condena que nos habían dado”, denunció Sala, quien destacó que durante el juicio hubo amenazas por parte de una “banda de delincuentes” a testigos y que varias pruebas documentales presentadas por su defensa fueron excluidas de la causa.

Para justificar su alegría, Morales mencionó supuestas “presiones y agresiones” al interior de la organización, pero al describir el mentado “sistema de violencia” remarcó de forma particular las manifestaciones populares organizadas por la Tupac.

“El que no vivió en Jujuy no puede saber cómo eran los cortes de ruta. Ustedes en la Ciudad de Buenos Aires viven desde hace algún tiempo un clima de cortes, interrupciones permanentes”, manifestó en diálogo con Radio Mitre. Aquel 16 de enero Sala fue encarcelada tras haber sido denunciada por el mandatario jujeño, quien la acusó de «instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real» por el acampe que la Red de Organizaciones Sociales mantuvo por 33 días frente a la Gobernación. Las organizaciones reclamaban la continuidad de las cooperativas de trabajo, a las que el gobierno del radical y aliado de Cambiemos amenazó con quitarle los fondos con los que construyeron sus propias viviendas y urbanizaron sus barrios.

Como en otras oportunidades, el gobernador se despachó contra la dirigente social y volvió a sacar a relucir sus acusaciones. Identificó peyorativamente a Sala como una líder de un “modelo cultural, de corrupción y violencia”. “Fue un paso dado por la Justicia que actuó independientemente”, insistió al marcar la diferencia con la sentencia de diciembre, cuando tres juezas absolvieron a Sala del delito de tentativa de homicidio por precio o promesa remuneratoria. “Nosotros no lo compartimos, eran tres juezas designadas por mí, pero los fallos pueden gustar o no”, agregó el funcionario.

“Nos culpan de haber desviado fondos, cuando presentamos todas las pruebas”, subrayó hoy la dirigente social en diálogo con Radio El Destape. Parte de ese material probatorio consistía en planillas de pagos de sueldos que explicaban en qué se había gastado el dinero reclamado. “Pero los fiscales no hicieron valer esa prueba que era fundamental”, se quejó la líder de la Tupac. Por el contrario, denunció que existieron presiones y amenazas a potenciales testigos que querían declarar a su favor “por parte de la Policía”.

En ese marco, aseguró que Morales «tiene miedo» porque «él sabe que él termina su delito y va preso por los miles de negocios que ha hecho» por el aumento en la coparticipación reclamada al gobierno nacional y por la coparticipación de la provincia como garantía de los cinco préstamos internacionaes destinados al litio, ferrocarriles, producción y paneles solares. «Todo eso lo manejan los hermanos de él, los amigos de él y él mismo». También advirtió que «uno de los compradores del Ingenio Ledesma es Gerardo Morales». «Tienes todos los negocios armados para ellos mientras Jujuy sigue en la pobreza», destacó.

Para Sala, no quedan dudas de que “Macri y Blaquier están detrás” de la sentencia. “Si querés gobernar la provincia primero te tenés que juntar con él. No nos olvidemos que nosotros como organización lo pusimos en el banquillo porque él tuvo mucho que ver en los juicios de lesa humanidad, es uno de los responsables de haber hecho desaparecer compañeros. Y eso es lo que nunca nos perdona el empresario cómplice de la dictadura militar”, enfatizó.