El tribunal ratificó el procesamiento con prisión preventiva de Rodrigo Eguillor que había dictado el juez Carlos Bruniard. El joven, de 24 años, está acusado por una mujer de 22 años, quien alega haber sido violada el 16 de noviembre pasado en un departamento de San Telmo. Para los integrantes de la Cámara del Crimen existe riesgo de fuga, cosa que Bruniard ya había dejado estipulado en su fallo. Los jueces, además, ponderaron el informe del Cuerpo Médico Forense, que describió “una apariencia despreocupada” de parte del imputado por los procesos en los que se encuentra involucrado. Además, el examen psicológico lo muestra con “tendencia a la actuación, con baja tolerancia a la frustración y desestimación de las figuras de autoridad”.

Eguillor está imputado por abuso sexual con acceso carnal, privación ilegal de la libertad agravada, lesiones leves agravadas por mediar violencia de género, daño y amenazas. Bruniard lo procesó con prisión preventiva y le trabó un embargo de 250 mil pesos. El joven fue detenido en la casa que ocupa su padre en un country de Ezeiza, el 12 de diciembre, y llevado a la cárcel de Marcos Paz.

El acusado se defendió de la acusación por las redes sociales y luego en programas de TV. Alegó que le quiso salvar la vida a la joven cuando ella salió al balcón a pedir auxilio, momento en que los vecinos llamaron a la policía. Eguillor, hijo de una fiscal de Lomas de Zamora, tuvo una primera detención que duró 36 horas por presunto hostigamiento a una mujer que difundió los primeros escraches en su contra a través de las redes.