La Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la diputada por Cambiemos Aída Ayala imputada en una causa por “asociación ilícita” y “lavado de dinero” durante su gestión como intendenta de Resistencia. El Tribunal volvió a pedir que se reactive el proceso de desafuero en la Cámara baja, que fue dilatado por el oficialismo.

El nuevo fallo confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la exintendenta por los “delitos de negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de deberes de funcionario público en calidad de coautora, y lavado de activos, agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y funcionario público, en calidad de coautora, todos en la modalidad de concurso real”.

El Tribunal adoptó la misma medida para el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Resistencia, Jacinto Sampayo y el resto de los imputados en la causa conocida como “Lavado II”.

Entre las disposiciones que ordenó el fallo, que lleva la firma de las camaristas María Delfina Denogens, Eduardo Belforte y Rocío Alcalá, se incluye la reactivación del pedido de desafuero de la legisladora ante la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados.

A diferencia de lo que ocurrió con el desafuero de Julio De Vido, que fue impulsado y votado de manera express por los diputados de Cambiemos, la bancada oficialista intentó extender al máximo todos los plazos posibles para evitar dar tratamiento al trámite.

En mayo, la Comisión solicitó el expediente de la causa, que tiene dos mil fojas, para analizarlo y pidió más tiempo para dictaminar. En total, Cambiemos contaba con un límite de 180 días para que el pedido llegara al recinto, tiempo en el que Ayala apeló la condena y solicitó la eximición de prisión que acaba de ser denegada.