En medio del escándalo por la denuncia de violación que pesa sobre Cristiano Ronaldo, el director de la selección portuguesa, Fernando Santos, anunció que el futbolista quedará fuera de la lista de convocados para los próximos encuentros de octubre y noviembre. Ronaldo ya se había quedado fuera del plantel seleccionado para disputar los partidos ante Italia y Croacia, pero esta nueva salida coincide con la investigación en la que se lo acusa de haber violado a una joven en 2009 y luego haber comprado su silencio a través de un pago por 375.000 dólares.

La estrella portuguesa se perderá los cuatro próximos partidos, anunció Santos, quien se negó a explicar los motivos de su ausencia. “No develaré los detalles de la conversación que mantuvimos los tres”, afirmó ante los periodistas. Según el diario deportivo Record, el futbolista habló con el presidente de la Federación Portuguesa de Fútbol, Fernando Gomes, y con el entrenador. De acuerdo a ese medio, coincidieron en que es mejor que el jugador no sea convocado para los próximos encuentros. Ronaldo, agrega el diario, habría aclarado que esta situación no implica que el jugador -ahora en Juventus- no mantenga su compromiso con la selección nacional portuguesa.

Preguntado sobre las acusaciones de violación que pesan sobre el astro, Santos salió en su defensa. “Conozco muy bien a Cristiano Ronaldo y creo por completo en su palabra. Él no cometería nunca un crimen de ese tipo”, declaró el entrenador de 63 años.

La decisión llega luego de que la Policía de Las Vegas anunciara que reabrió la investigación sobre las denuncias de la ex modelo estadounidense Kathryn Mayorga, quien presentó una demanda en el estado de Nevada en la cual sostuvo que Ronaldo abusó de ella en un encuentro el 13 de junio de 2009. Los abogados de Mayorga presentaron también documentos que dan cuenta de que el jugador negoció con la víctima un acuerdo extrajudicial, que incluyó 372 mil dólares y la firma de un pacto de confidencialidad. Accedieron a estos archivos a través del sitio Football Leaks, una versión futbolística de WikiLeaks.

“Los documentos pueden servir como evidencia de la agresión sexual a Kathryn Mayorga por parte de Cristiano Ronaldo, indicó la abogada  Leslie Stovall en un comunicado. Stovall enmarcó también esta denuncia en un nuevo contexto en el que los valientes testimonios de mujeres abusadas y acosadas están siendo escuchados. “El movimiento MeToo y las mujeres que se han puesto de pie y revelado agresiones sexuales le dieron a Kathryn mucho valor y le ha permitido presentar esta denuncia civil”, resaltó.

De acuerdo con su relato, Mayorga conoció a Ronaldo en el hotel Palms de Las Vegas, estando cada uno con su respectivo grupo de amigos. El jugador la habría invitado, junto con una amiga y otras personas, a su suite para disfrutar de la vista. Allí le habría pedido a la joven, entonces de 24 años, que se uniera al grupo en un jacuzzi. Ella no tenía traje de baño, así que le ofreció unos pantalones cortos y una camiseta, acompañándola al baño para que pudiera cambiarse.

Según cuenta, fue mientras se desvestía cuando el futbolista irrumpió en el baño, exhibió su pene y le solicitó una felación. Mayorga asegura que se negó y pidió irse, pero que al salir del baño Ronaldo la empujó sobre una cama y la forzó a tener relaciones sexuales.

Ronaldo negó enfáticamente la acusación y expresó que “la violación es un delito abominable que va en contra de todo lo que soy y en lo que creo”. “Me niego a alimentar este circo mediático montado por personas que buscan hacerse publicidad a mi costa”, agregó por Twitter.