El jefe de Gabinete, Marcos Peña, brinda en la Cámara de Diputados un nuevo informe de gestión del gobierno nacional, en medio de las negociaciones con los gobernadores por el Presupuesto 2019.  Peña se presentará desde las 11 en la Cámara baja, que no sesionaba desde agosto pasado, justamente cuando el jefe de Gabinete brindó su último informe ante los diputados. Lo esperan más de 1200 preguntas relacionadas al déficit primario, déficit financiero, tipo de cambio promedio, variación del PBI, e inflación IPC nacional.

Será la vuelta a la escena pública del otrora primer vocero del Gobierno de Mauricio Macri, que guarda silencio casi absoluto desde que se especuló con su salida del Gabinete en medio de la corrida cambiaria de fines de agosto. Finalmente Peña mantuvo su cargo, pero debió afrontar el desplazamiento de sus dos colaboradores más cercanos: Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.

El 30 de agosto fue la última vez que se escuchó la voz de Peña en los medios, cuando aseguró: “No creemos estar ante un fracaso económico ni mucho menos. La Argentina va a salir adelante y más fortalecida… lo dicen todos los indicadores”. El mismo discurso repitió ese día en declaraciones radiales y en su exposición en el Consejo de las Américas.

Desde entonces, el jefe de Gabinete apenas participó de algunas actividades oficiales menores, no habló con la prensa y suspendió su informe al Senado previsto para el 5 de septiembre.

En su presentación, Peña deberá responder 1282 preguntas formuladas por los diputados. Primero hará una exposición en la que admitirá el crecimiento de la deuda pública.   “A pesar de la caída proyectada para la deuda expresada en dólares en 2018, medida en porcentaje del PBI proyectamos un incremento de 29,9 puntos (de 57,1% a 87,0% del PBI), mientras que para la deuda neta proyectamos un aumento de 22,6 puntos (de 29,4% a 52,0%)”, señalará el referente del PRO en el recinto de la Cámara baja, según el texto que adelantó la agencia Noticias Argentinas.