Escuchar a Casero desestimar el trabajo de Abuelas por la restitución de los niños apropiados en la dictadura lo exasperó. “Este señor es un ignorarte, no tiene idea del banco genético, de los procedimientos de filiación de una persona ni de lo que significa una restitución de identidad. Poner en tela de juicio nuestra identidad, la identidad de los nietos restituidos por Abuelas, es hablar desde la ignorancia y la falta de respeto. Señor vaya e infórmese”, escribió enojado en su cuenta de Facebook.

El repudio a las declaraciones negacionistas llevó a Colautti a suspender la función. “Excedió todo límite, no puedo hacer oídos sordos”, sostuvo el dueño del teatro, que vivió en carne propia el proceso de restitución, con la participación del Banco Nacional de Datos Genéticos y la orden judicial para restablecer la filiación. “No tiene la menor idea y no voy a ser cómplice de eso”, remarcó Colautti, en referencia a los dichos de Caseros.

Lo que siguió de parte del artista fue otra agresión. “Agradezco a El Teatrino de Salta –el teatro kirchnerista- haberme permitido salir en su grilla. Pero devolvele la entrada mirándole a los ojos a la gente”, se despachó Casero en las redes sociales. Para Colautti, la respuesta “pinta en cuerpo y alma” lo que representa el actor, lo que reconfirma su decisión.

-¿Por qué decidió levantar el espectáculo?

-Me duele en el alma suspender un show porque no me gusta y pierdo plata. Un día sin espectáculo significa un día con el teatro cerrado y eso siempre es una pérdida. Creo que tenemos que ser responsables por lo que decimos, no todo es un chiste. Cuando era pibe me encantaba lo que Casero hacía en Cha Cha Cha y me gustaba la idea de tenerlo en vivo. Pero lo que dijo el viernes fue mi límite, lo hizo con una total ignorancia. No tiene la menor idea de lo que dice y no voy a ser cómplice de eso.

-¿Cómo venía la relación antes de sus declaraciones?

-El show estaba en cartelera hace cuatro meses, durante ese tiempo recibimos amenazas de todo tipo por la presentación. En las redes sociales dejaban comentarios diciendo que lo iban a escrachar. Yo mismo intercedí para respaldar su actuación. Incluso hablé con el productor que estaba preocupado por como venían los comentarios y le conté que por ser nieto recuperado la gente cree que tengo un teatro partidario, cosa que no es así. Por acá han pasado todos los artistas, a favor y en contra de quien sea. Se han presentado listas de Cambiemos también. Pero los comentarios no los podía frenar, así como yo no le puedo decir a Casero que no se exprese no se le puedo decir a la gente.

-¿La función estaba toda vendida?

-La venta de entradas venía muy floja. Me ocupé personalmente de intentar levantar la entrada hablando con los medios y conseguimos publicar algunas notas. Eso ayudó. Venía todo más o menos bien hasta las declaraciones del viernes. No sé si lo dijo a propósito o si sabía que yo era nieto recuperado pero escucharlo reivindicar la dictadura, decir que tenemos grandes Fuerzas Armadas y tirar abajo el trabajo de Abuelas en la búsqueda de los nietos fue mi límite. Ahí decidí cancelar la función.

-¿Qué pasó después?

-Anoche hablé con el productor y le dije que yo me hacía cargo de los gastos como para no dejarlo en banda. No puedo darle mi espacio y mi prensa para que Casero diga las barbaridades que dijo. No tiene la más mínima responsabilidad. Algunos criticaron la decisión y otros la apoyaron, hubo de todo. Si me guiara por los comentarios tendría que haber levantado el espectáculo hace rato, pero no es mi intención.

-Algunos dijeron que fue censura…

-El tema no es que opine diferente, el problema es la falta a la verdad en todo lo que dijo. No tiene ni idea de todo lo que dice ni del trabajo de Abuelas. Lo que dijo el viernes sobrepasa todo límite. Enaltecer a las Fuerzas Armadas cuando lo único que hicieron fue desaparecer personas y mandar chicos a la guerra de Malvinas, es mi límite. Él es libre de decir lo que quiera, yo tengo la libertad de no darle el espacio.

-¿Cuál es tu relación con Abuelas?

-Formo parte de la Red por la Identidad para buscar a los nietos que faltan. Voy personalmente y con mi plata a Jujuy y otros lugares del interior del país a levantar muestras de sangre para contrastar con el banco de datos. Cuando una persona se acerca a denunciar, nos acercamos a quien podría ser nieto y se le hace una extracción de sangre para corroborar con los datos genéticos del Banco Nacional. Luego esa información se manda a Europa y Estados Unidos, para contrastar también con otros bancos de datos y después interviene la Justicia para llevar adelante todo el trámite de la filiación. Por eso digo que Casero tiene que informarse, que no tiene ni idea lo que dice. Me hartó.