El Gobierno avanza en su plan para expandir el rol de las Fuerzas Armadas y permitir su accionar en tareas que tradicionalmente fueron asignadas a seguridad interior. El ministro de Defensa, Oscar Aguad, advirtió que en los próximos días derogarán el decreto reglamentario que limita el uso de las Fuerzas a los ataques externos de otros Estados, que fue sancionado durante la gestión de Néstor Kirchner. “Se va a derogar. Sino, prácticamente pierden sentido las Fuerzas”, afirmó el ministro.

Aguad adelantó que la norma que reglamenta la Ley de Defensa y que limita el accionar militar a una posible agresión externa “estatal” “todavía está vigente, pero por poco tiempo”. “Sí, porque la ley no dice eso, habla de un ataque externo, pero según el decreto del expresidente Kirchner ese ataque debe ser de otro Estado. Se va a derogar. Sino, prácticamente pierden sentido las fuerzas”, sostuvo el ministro en declaraciones al diario La Nación.

La afirmación del ministro se enmarca en el nuevo rol que busca darle el Gobierno a las Fuerzas y que se basa en las supuestas “nuevas amenazas”, como el terrorismo y el narcotráfico, entre otros. Lo cierto es que esas nuevas atribuciones podrían hacer difuso el límite entre seguridad interior y defensa. Algo que incluso fogoneó el Presidente en el acto por el Día del Ejército.

Ese día, Macri exhortó a los representantes de las Fuerzas Armadas a que realicen “más esfuerzos en la colaboración con otras áreas del Estado” para “brindar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad para cuidar a los argentinos frente a las amenazas y desafíos actuales”.

Aguad confirmó que analizan reconvertir el rol del Fuerzas, aunque negó que el rediseño incluya la participación en seguridad interior. “Hay nuevos desafíos que están muy ligados a la seguridad interior, como en la frontera norte. Las Fuerzas Armadas van a colaborar con las fuerzas de seguridad, fundamentalmente haciendo logística, con vigilancia estratégica, en la lucha contra el narcotráfico”, afirmó el ministro.

“En breve vamos a dar a conocer la reconversión de las Fuerzas Armadas, su rol estratégico y las acciones para cuidar los espacios aéreo, terrestre, marítimo y el ciberespacio. Van a tener un cambio en su organización, en sus planes de estudio. Vamos a crear un ejército de la reserva y se van a privilegiar la capacitación y el uso de nueva tecnología”, insistió el ministro, quién también remarcó que el estado del equipamiento militar es obsoleto por la falta de inversión, algo que tiene que ver “con la decadencia integral del país”.