Con este último voto positivo, el recuento inclinó a penas por un voto la balanza a favor de la interrupción voluntaria del embarazo. Pasadas las 10 de la mañana, la intención de voto estaba 121 a favor y 119 en contra. Otros sondeos, sin embargo, marcaban una diferencia de uno o dos votos en contra de la legalización, por lo que aún la definición de los indecisos será clave en el resultado final.

Otra de las definiciones de este mediodía fue la del diputado radical José Luis Riccardo, quien figuraba en el grupo de los 14 diputados indecisos pero finalmente informó que se abstendrá. “Hay que reconocer que la mujer es una víctima”, puntualizó Riccardo en un video al sitio Noticias del Congreso Nacional. Sin embargo, el diputado justificó su abstención porque dijo que no le convenció “todo el articulado del proyecto”. Así, suman 13 los indecisos que definirán la votación.

De Mendiguren no fue el único diputado que cambió su postura tras el debate público del que participaron más de 700 oradores. Ayer, el diputado mendocino José Luis Ramón retractó su voto a favor de la ley y se pronunció en contra. Lo que le valió la ruptura del interbloque que conformaba con Martín Lousteau.