Tras haberlo anunciado hace casi dos meses, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la resolución para el pago en cuotas de las facturas de gas del invierno. El plan ofrece una ayuda mínima frente a los tarifazos: permite financiar en tres cuotas apenas el 25 por ciento de lo facturado entre el 1° de julio y el 31 de octubre. Además, los que opten por el plan de pagos deberán pagar un interés del 1,5 por ciento mensual.

La decisión de prorratear el pago de las tarifas de gas fue comunicada el pasado 19 de abril por el radical Mario Negri, jefe de bloque de Cambiemos, como un logro surgido de la reunión que los referentes de la UCR mantuvieron ese día con el presidente Mauricio Macri. Sin embargo, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, ya había adelantado a fines de marzo que Enargas estaba negociando con las empresas para brindar ese beneficio.

La resolución publicada hoy por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) dispone que los usuarios del servicio de gas por redes de las nueve distribuidoras podrán pedir la financiación en tres cuotas bimestrales y consecutivas del 25 por ciento de sus facturas. Involucra a las facturas emitidas entre el 1 de julio y el 31 de octubre para todas las categorías de clientes residenciales y las denominadas P1 y P2, que abarcan a las pequeñas y medianas empresas.

Los usuarios tendrán plazo para optar a la financiación del consumo –que trae aparejada una tasa de interés del 1,5 por ciento mensual- hasta el primer vencimiento de su factura. Deberán comunicarlo mediante los canales y modalidad que cada distribuidora deberá informarles.

El “paliativo” resulta casi ínfimo. Según estimó Página/12 en abril, un cliente residencial de Metrogas de la categoría más baja (R1) enfrenta en dos años de gobierno de Mauricio Macri una suba acumulada del 3734,7 por ciento, si se considera que en 2015 había ahorrado un 20 por ciento en su consumo de gas. Para un usuario R2-2 en las mismas condiciones el aumento acumulado llega al 4046,9 por ciento.