Barrios de Pie junto a otras organizaciones sociales cortaron al mediodía un carril de la avenida Corrientes a la altura del Obelisco y desde allí marcharon hacia el Banco Central, donde instalaron ollas populares en rechazo de las Lebac y la bicicleta financiera. En el marco de la renovación de Lebac por 617 millones de pesos y después de que el Gobierno recurriera de urgencia a un salvataje del FMI, el colectivo social afirma que no quieren ser ellos los que tengan que “pagar de nuevo los platos rotos”.

“¡Basta de bicicleta financiera, basta de deuda para pagar deuda!”, es la consigna de la manifestación, que coincide también con una nueva intervención por 5 mil millones de dólares del Banco Central para controlar el mercado cambiario. Las organizaciones protestan en rechazo al aumento de las tasas de interés, porque consideran que el alto índice del dinero que fija la entidad financiera “se traducirá en un empeoramiento del escenario social”, pero también para expresar su descontento por el acuerdo stand by que negocia el equipo económico de Mauricio Macri con el Fondo. “Este cuento ya lo leímos”, indicaron, al pedirle al Gobierno que los deje participar “de las decisiones que afectan directamente nuestras vidas”.

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez aseguró que el salvataje con el Fondo traerá más ajuste para los sectores vulnerables. “El presupuesto nacional no puede ir destinado a la fuga de capitales del país porque ya sabemos muy bien de qué se tratan las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI): ajustes y recorte en las áreas sociales”, advirtió Menéndez, quien también se refirió a la “mega licitación” de Lebac del Central que deberá afrontar vencimientos “de más de la mitad de las reservas”.

Para Menéndez, “el rumbo que adoptó la política económica del Gobierno se traducirá en un aumento en las cifras de la pobreza y la indigencia”.